Inicio > La Exposición
San Isidoro de Sevilla

San Isidoro de SevillaBartolomé Esteban Murillo
1655
Óleo sobre lienzo. 193 x 165 cm
Leyendas en los lomos de los libros dispuestos sobre la mesa: “DE SVMMO BO…” y “ETYMOLO…”
Sevilla. Catedral. Sacristía Mayor

En 1655 se le abrieron a Murillo las puertas de la Catedral. Tan distinguido honor le llegó gracias a Juan Federigui, quien le encargó dos lienzos para ornamentar los muros de la Sacristía Mayor. Este canónigo pidió permiso al Cabildo para colocarlos en dicha sala, argumentando que serían de mano del mejor pintor habido entonces en Sevilla. Ello revela la creciente fama del artista en la ciudad. Los cuadros representan a San Isidoro y a San Leandro y se ubican, respectivamente, en el centro de los paramentos este y oeste. El autor, que estudió a fondo la composición, los concibe orientados hacia el testero principal en el muro sur.

En esta pintura, Murillo resalta la faceta estudiosa del hombre sabio, interpretado como un venerable anciano barbado de cabello cano. Una tradición afirma que le sirvió de modelo el canónigo Francisco López Talabán. San Isidoro, en un interior, aparece sentado en posición de tres cuartos en un ancho sillón. Viste de medio pontifical con alba, estola y capa pluvial. Porta una mitra sobre la cabeza, exhibe una cruz pectoral y, en la diestra, lleva con firmeza un báculo pastoral. Con la otra mano sujeta un libro de enormes proporciones, en cuya lectura está profundamente sumido. El pintor capta de manera magistral la expresión apacible y concentrada de su rostro. Buena prueba de su autoridad son los libros que reposan sobre la mesa: De Summo Bono y sus famosas Etimologías. Detrás, un elevado pedestal con basa y columna se recorta sobre el luminoso celaje y, a su lado, un aparatoso cortinaje de oscuras tonalidades cierra el espacio pictórico en el segundo plano. Por último, sorprende en esta obra la soltura de su ejecución técnica. Se advierte una pincelada fluida, pastosa y restregada, que trae a la memoria el quehacer de Van Dyck.


Subir al inicio de la página